top of page
  • CECE

Los empresarios de Ceuta y Melilla buscan unidad para enfrentar desafíos económicos


Una reunión entre representantes empresariales y las autoridades locales sirvió para abordar las preocupaciones sobre la modificación de las bonificaciones a la Seguridad Social.


El presidente de la Confederación de Empresarios de Melilla, Enrique Alcoba Ruiz, acompañado por miembros del comité ejecutivo, se ha trasladado este martes a la ciudad de Ceuta para mantener un encuentro con el delegado del Gobierno en Ceuta, Rafael García, y el presidente de la Ciudad Autónoma de Ceuta, Juan Vivas.

La reunión también contó con la participación de la Confederación de Empresarios de Ceuta, liderada por su presidenta, Arantxa Campos, así como con la directiva de la Cámara de Comercio, estando a su cabeza el presidente del órgano, Karim Bulaix, y tuvo como objetivo principal destacar la unidad del sector empresarial de ambas ciudades autónomas y expresar las preocupaciones compartidas sobre la modificación de las bonificaciones a la Seguridad Social.

Además, se han trasladado otros problemas urgentes que el sector empresarial de ambas ciudades tienen en común, como la necesidad de que el régimen económico y fiscal especial de ambas ciudades sea blindado mediante ley orgánica, la insufiente cobertura del sistema actual de bonificaciones al transporte de mercancías, la urgencia de que el plan estratégico de desarrollo socioeconómico de ambas ciudades, presentado hace meses, sea puesto en marcha de manera efectiva y que se esclarezca el estado de la puesta en marcha de la aduana comercial y los problemas en el cumplimento recíproco del régimen de viajeros en el tránsito fronterizo.

Después de las reuniones, el presidente de la Confederación de Empresarios de Melilla, Enrique Alcoba Ruiz, exponía a EL PUEBLO las impresiones obtenidas. Alcoba Ruiz ha resaltado la importancia de fomentar un diálogo continuo entre las autoridades y los actores sociales en ambas ciudades, independientemente de las afinidades políticas, con el objetivo de promover el desarrollo económico y atraer inversiones.



"Entendemos que Ceuta y Melilla se enfrentan a dificultades únicas debido a su ubicación geográfica. El transporte es costoso, la materia prima es escasa, y nuestras bonificaciones fiscales y régimen económico son cruciales para atraer empresas a nuestras ciudades", destacó Alcoba Ruiz. Además, subrayó que la derogación de la modificación en las bonificaciones a la Seguridad Social es fundamental para mantener la competitividad de ambas ciudades.

Sobre los compromisos con las diferentes administraciones, Alcoba Ruiz reconoció las limitaciones de la Delegación del Gobierno debidas a la falta de un Gobierno en España en este momento. Sin embargo, la dilsposición mostrada por el presidente de la Ciudad, Juan vivas, para trabajar en conjunto en la derogación del decreto.

El siguiente paso, según Alcoba Ruiz, será la visita de empresarios de Ceuta a Melilla el 30 de octubre. Durante esta visita, se llevarán a cabo reuniones con instituciones para continuar presionando por la derogación de la modificación de las bonificaciones a la Seguridad Social y otros problemas compartidos, como la situación en la frontera o el régimen aduanero.

El sector empresarial enfatizó que esta modificación genera una inseguridad jurídica significativa, y teme que se establezca un precedente peligroso. Además, planea coordinar actividades conjuntas para documentar las consecuencias de la pérdida de las bonificaciones a la Seguridad Social y esperar un nuevo Gobierno o Parlamento para presentar una derogación del artículo en cuestión.

Además de esta preocupación, se ha insistido por parte de los empresarios en la necesidad de una modificación y mejora del IPSI para potenciar la actividad económica, así como de la necesidad de acelarar los trámites para seguir avanzando en el estudio de la mejora de la normativa y procedimientos aduaneros de ambas ciudades.

Los empresarios también solicitaron a la Delegación del Gobierno y la Ciudad Autónoma la información sobre los contratos realizados desde septiembre y a los que se les ha aplicado esta nueva normativa, con el objetivo de buscar la derogación de este nuevo real decreto que, como insisten, “ha impactado negativamente en el sector empresarial de ambas ciudades autónomas”.

5 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page