top of page
  • CECE

El sector empresarial en Ceuta, ‘preocupado’ por la incertidumbre que generan los resultados del 23J


La Confederación de Empresarios de Ceuta transmite la posibilidad de que la inestabilidad del Gobierno siga impidiendo avances en sus propuestas


Los resultados de las elecciones generales del pasado 23 de julio no han sido una buena noticia para Ceuta. La imposibilidad del Partido Popular de gobernar con sus aliados y la opción de que el Partido Socialista pueda seguir dirigiendo el país tras un acuerdo con Junts Per Cat, con lo que ello puede suponer, plasma el clima de incertidumbre que hay en España y que puede seguir alargándose meses hasta la formación de un nuevo Gobierno. Con este panorama, son muchos los sectores en crisis o en espera de acuerdos y trámites para avanzar, algo que sin un Ejecutivo fuerte y estable es difícil de conseguir.


Uno de los principales sectores perjudicados, tanto en España como en Ceuta, es el empresarial. Las iniciativas o propuestas por parte de la Confederación de Empresarios de la ciudad autónoma para mejorar el desarrollo de Ceuta no se pueden llevar a cabo ni aprobarse hasta que no haya unos dirigentes concretos en todas las áreas del Gobierno. Arantxa Campos, la presidenta de dicha entidad, lamenta el tiempo que se puede perder en los próximos meses para empezar a actuar. “Todo lo que signifique alargar esta situación paraliza el desarrollo normativo que tenemos pensado para que esta ciudad salga adelante”, aseguraba a este diario.

La mandataria analiza varios problemas a los que se va a enfrentar el sector en caso de que no se tomen las riendas del país pronto y empiece a haber cambios importantes. Uno de los temas que más controversia han causado en las últimas semanas ha sido el de las bonificaciones de la seguridad social.


Después de anunciarse que las empresas ceutíes dejarían de beneficiarse de la bonificación del 50% en los seguros sociales, el pasado miércoles se publicaron en el BOE una serie de ayudas para la contratación indefinida, algo en lo que no han quedado satisfechos ni la Cámara de Comercio de la ciudad ni la Confederación de Empresarios porque no suple lo que era el método anterior. “Todo lo que sea incertidumbre es malo. No aporta seguridad jurídica. No estamos de acuerdo con el nuevo sistema de bonificaciones que entendemos que va en contra del Plan Integral del Gobierno y en contra de los intereses de los ceutíes en general. Sin Gobierno eso será algo que seguirá sin modificarse”, comentaba Campos.

La mandataria también desglosa una serie de puntos importantes que quedarán en ‘stand by’ hasta la formación de un nuevo Gobierno. Campos puntualiza que tienen una serie de expectativas de modificación y mejora del régimen económico fiscal. “También tenemos pendiente una modificación normativa de aduanas, que engloba a toda la regulación de aduanas que desde 1986 no se modifica y que habíamos iniciado una serie de estudios para que se modificase”, aclaraba.


La presidenta también hizo hincapié en otra serie de trámites que, según explicaba, no se podrán llevar a cabo en los próximos meses debido a la ‘parálisis’ de las instituciones. Campos aseguraba que están pendientes de una ley del suelo que complemente la puesta en marcha del Plan General de Ordenación Urbana, además de la modificación de la ley del Impuesto sobre la Producción, los Servicios y la Importación (IPSI). “También teníamos pensamiento de que se llevase a cabo, pero es otra de las cosas que no se podrá iniciar”, subrayaba.

Analizando los resultados electorales, la presidenta de la Confederación de Empresarios de Ceuta no es demasiado optimista debido al ‘bloqueo’ que seguirá habiendo pasadas las próximas semanas. “Viendo los resultados, la conclusión que saco es que va a ir para largo. Las negociaciones que se quieran hacer van a ser complicadas. Lo que necesitamos para el desarrollo de la actividad empresarial es un Gobierno fuerte, un Gobierno estable. Todo lo que suponga debilidad e inmediatez no nos conviene”, concluía.

Prudencia desde la Cámara de Comercio

La Cámara de Comercio de Ceuta, a través de su presidente, Kamel Bulaix, ha hablado de forma prudente con este diario sobre el período por el que atraviesa el país. “Somos un organismo público. Nosotros tenemos que estar a lo que necesita el empresario y poco más, pero no solemos pronunciarnos sobre temas políticos”, aseguraba Bulaix.

A pesar de su moderación, el presidente de la Cámara de Comercio ha admitido que a su entidad siempre le va a interesar un Gobierno estable y una pronta solución. “Nosotros no queremos que haya un bloqueo, por supuesto. Queremos que la situación se resuelva de forma rápida y perdurable. Lógicamente lo que esperamos es que las cosas se arreglen de la mejor forma”, comentaba. La Cámara de Comercio de la ciudad autónoma ya demandó semanas atrás la rectificación del decreto por el que las empresas ceutíes dejarían de beneficiarse de la bonificación del 50% en los seguros sociales. Una medida que, de seguir así la situación, se alargará en el tiempo.

“Es un tiempo precioso que se sigue perdiendo para solucionar el conflicto sanitario en Ceuta”

Otro de los sectores perjudicados en Ceuta por la incertidumbre a la hora de formar Gobierno es el sanitario. Son ya casi 5 meses de huelga médica tanto en la ciudad autónoma como en Melilla. Tras miles de consultas y centenares de operaciones quirúrgicas programadas canceladas, desde el Sindicato Médico de Ceuta (SMC), todavía ven lejos una posible solución, más todavía después de los resultados electorales y la inestabilidad vigente en el país. “Es un tiempo precioso que se sigue perdiendo”, aseguraba a este periódico Enrique Roviralta, presidente del Sindicato de Médicos de Ceuta.

Las imágenes de sanitarios con sus batas saliendo a protestar a las calles de la ciudad han sido habituales en los últimos meses, poniendo de manifiesto el conflicto y el nulo entendimiento que hay entre las instituciones y este sector de la población. La crisis sanitaria en Ceuta lleva siendo una realidad un largo tiempo. “La preocupación por los resultados electorales para nosotros ahora mismo es máxima porque seguimos con una huelga desde hace ya mucho tiempo y no se nos proponen soluciones”, puntualiza Roviralta, que ya ha confirmado que el parón seguirá todo el mes de agosto.


Las continuas demandas por parte de los sanitarios de una negociación ‘seria’ para acabar con los problemas en el sector no han sido, cuenta Roviralta, abordadas ni por el Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (INGESA), que se desmarca de las competencias, ni por el Ministerio de Sanidad, institución que no ha entrado en el núcleo profundo de la cuestión, según el presidente del sindicato médico. Todo este conflicto ha acabado con la denuncia el pasado jueves por parte del SMC al actual ministro de Sanidad, José Manuel Miñones, ante el Tribunal Supremo ante su supuesta inacción.

“Hay mucha incertidumbre, hay muchas variables, pero el problema es que la huelga sigue su curso y la semana que viene ya hacemos cinco meses. Tampoco sabemos si una vez se forme un Gobierno seguirán los mismos responsables al mando de las instituciones que hasta ahora no nos han dado soluciones ni han querido negociar para que esta situación pare. Hay preocupación, claro”, argumentaba Roviralta. Por último, el presidente del sindicato, lamentaba que a día de hoy todavía no haya nadie al otro lado que se haya implicado para sentarse con ellos a negociar. “Entre la formación de Gobierno o no creo que nos puede llevar ¿hasta cuándo? ¿mediados de diciembre?, imagina si hasta ese tiempo sigue sin haber nadie que quiera hablar con nosotros”, zanjaba.

5 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page